3 mayo, 2016

ARTE EN LAS FÁBRICAS

El Domingo 1º de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, Alejandro Marmo inauguro “Arte en las fábricas”, el primer centro cultural de arte moderno en un parque industrial, el más grande de Latinoamérica, en el partido de Pilar, Provincia de Buenos Aires, con “Cultura en obra”, una muestra de arte emergente, con obras realizadas por trabajadores y artistas. A la fiesta popular asistieron el Ministro de Trabajo, Jorge Triaca; el Intendente de Pilar, Nicolás Ducoté; el Obispo de Zárate-Campana, Mons. Pedro Laxague y trabajadores junto a sus familias.

Con su imponente “Galaxia” como ícono -una serie de astros gigantes en megaesculturas de 10 metros de altura que remiten a la constelación de la producción industrial-, el centro está ubicado en la intersección de las calles Quirno Acosta y Río Grande, a metros de la colectora de Panamericana, ramal Pilar km 61. El lugar funcionará como un espacio abierto recreativo para propiciar la participación colectiva. Las obras de arte resultantes, todas ellas destinadas al espacio público, serán construidas con material de descarte y rezago fabril del mismo Parque Industrial, en una relación de colaboración mutua.

Talleres participativos, actividades culturales abiertas, charlas, presentaciones de libros y espacios para los que tengan una inquietud artística puedan desarrollarla, serán su dinámica cotidiana. También se organizarán jornadas especiales para articular el diálogo y fortalecer vínculos entre trabajadores y empresarios, a través del arte.

“Apuntamos, junto a un equipo de trabajo, a diseñar la Primer Bienal de Arte Moderno en un Parque Industrial, fomentando el tránsito cultural y turístico en una constelación industrial” comenta el artista. “El propósito del Centro Cultural es fomentar un clima creativo en el espacio de trabajo, configurando un encuentro entre lo recreativo y lo productivo, además de impulsar en el trabajador una estética de la esperanza para construir ideas”.

Arte en las Fábricas, el proyecto

El Centro Cultural “Arte en las Fábricas” está inspirado en el universo de la industria y su espíritu, el mismo que guia la obra de Marmo, se apoya en la unión de éste con los universos del arte y la producción. Toma su nombre de un proyecto iniciado por el escultor a mediados de la década del ’90, en plena crisis social y cultural argentina, cuando las fábricas cerraban y sus trabajadores quedaban excluídos del sistema laboral. La meta del mismo fue instalar el concepto de integración a través del arte como metáfora del desarrollo cultural e industrial: obreros desempleados y sectores excluídos de la sociedad rescatan el rezago fabril para transformarlo en esculturas. Esas obras son emplazadas en espacios públicos como una manifestación de la importancia de la industria en el país, la estética fabril y la responsabilidad social de los empresarios. El proyecto es extrapolado a distintos países de América Latina, Europa y Asia.