1 diciembre, 2014

SI, SOY MAMA, SE NOTA?

Jueves 27/11: paro de transportes de 4 a 7 hs, bajón #1. Mis hijos que no se querían levantar, cola del 24 que daba vuelta la manzana, cuando al fin me tomo el bondi, con el recorrido paso por la esquina del jardín: no hay luz, bajón n#2. Decido seguir sentada pensando que ni con una grua me voy a levantar ahora que me sente y mientras avanza me come la conciencia de madre de cómo voy a dejar a mis hijos en el jardín sino hay luz? Al rato me bajo, voy a la parada para volver y me desarme y termine llorando sentada en un arbolito frente a los camiones de caudales amarillos, pensando en la paradoja diaria: ser mama full o ser madre trabajadora. Me fui al jardín, retire a los chicos y los lleve a la casa de mis padres. Conclusión: llegue tarde a trabajar, muy tarde.

Soy ambas cosas, como casi todas las mujeres, sino fuera por mi y porque tengo trabajo mis hijos no comen, no hay vuelta con eso. Pero no en todos los trabajos respetan y entienden la prioridad de cada una, y eso es algo que no lo tolero. Ser madre divorciada no es fácil, hay mucho rollo atrás, mucho que enfrentar, mucho que aguantar y a veces, se hace difícil. Algunas tienen chicas que las ayudan, familia que colabora, otras solo tenemos nuestros padres y a mucha honra! Ser madre FULL time o por lo menos los 365 días del año incluye no tener noches libres, comer atragantado o frío porque hay que cortarles la comida a los chicos o calentarla porque se les enfrió por mirar a Topa en Junior Express o lo que estén pasando en Disney junior, no poder salir del trabajo y decir: “me voy a tomar un café y a leer una revista SOLA” porque sino quien se encarga de los chicos? Lunes fonoaudióloga, martes cocinar, miércoles psicóloga de uno, jueves hay que hacer las compras y viernes psicóloga para mi (sino exploto).

Llega el finde y los peques se levantan temprano, como si hubiera jardín?! No es ser mala madre querer sacarlos un poco de encima, no? Tener tiempo aunque sea un rato de silencio en soledad. Les paso eso o soy yo la única que siente ese deseo de plantar a los chicos alguna vez por un rato o por un día? Vamos! Anímense y cuenten! No me dejen sola! Cuando la calma vuelve a la mente, extrañamos a nuestros angelitos y no vemos la hora de verlos. El mas chiquito cada vez que nos vemos a la tarde me dice: “Hola princesa!” y el más grande me toca una canción con su guitarra verde que le regale cuando cumplió 4, ahora tiene 6! Que grandes que están!

Y poco a poco el ciclo empieza de nuevo… Pero bueno, es la vida. Y con eso viene después la recompensa. “Cosecharas tu siembra” calculo que es verdad.

Los amo mis chiquitines!!!

@caro_carolinar